“Lo que siempre estuvo ahí”, por Frank

A continuación os dejo con una nueva firma invitada. Su autor, que prefiere permanecer en el anonimato (aunque le llamaremos ‘Frank’), dejó este bello regalo en mi correo.

Recuerdo el día que tuve la epifanía acerca del significado de la vida. No estaba sólo, y en ese momento entendí que nunca lo había estado. Fue una revelación completa que atravesó mi pensamiento. Sabía que había estado muerto y la noche después de haber escapado de esa cárcel, tan sólo quería llorar.

Lloraba porque me di cuenta de que los demás no sabían eso, y sobre todo porque descubrí que a los demás no les interesaba nada de eso. Hoy, por fin, puedo descansar de la ansiedad y desesperación que me ataban al mundo. Respecto a la gente que, como yo estuve, está perdida en un estado de coma; no puedo hacer por ellos más de lo que me pidan. Cada uno tiene sus tiempos, y cada cual sus formas.

Después de lo que pasó, cuando todo ha cobrado el sentido que a día de hoy parece debe ser pero sabiendo que nunca se sabe lo suficiente y teniendo en cuenta que va a cambiar, puedo decir que, con todo aquél que habla “ese” mismo idioma… tenemos algo en común.

El despertar en la vida. El nacimiento espiritual. Entender cada momento como una oportunidad. Saber que todo es un milagro. Ser consciente de que aun no teniendo nada, se tiene todo. Fijarse en el espíritu y no en los huesos. Comprender que renunciar no necesariamente significa sufrir; y que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.

He aprendido que he vivido, vivo y viviré en una sucesión interminable de errores que al final acabarán formando algo bueno. Que cuando nacemos somos como una masa de barro a la que los golpes de la vida van moldeando. Que los logros no se miden por lo que se es capaz de conseguir, sino por lo que se es capaz de renunciar. Que el primer paso en todo siempre es un acto de fe. Que iré donde quiera, como pueda y podré porque quiero. Que hay que disfrutar como si todas las veces fuesen la primera. Que la rendición es sin duda la respuesta correcta en ciertas circunstancias. Que la vida no sólo consiste en encontrarse a uno mismo, también hay que encontrar a los demás. Que es posible encontrar diamantes entre tanto carbón. Que hay que recoger palomas caídas. Que la risa se contagia más rápido que la gripe: soltemos el virus. Que no hay ningún acto fallido, ni gratuito, todo es perfecto en sí mismo. Que, ¿para qué quieres que los demás te admiren por algo que realmente tú no valoras? Que el amor cura y que es como el aire, cuando lo tienes no le prestas atención, pero cuando te falta, empiezas a ahogarte. Que equivocarse es bueno, pero vivir en un error no. Que la cabeza y el corazón tienen que ir siempre juntos. Siempre. Que si las coincidencias importan, todo cambia. Que la música es el lenguaje del alma. Que no es lo mismo rendirse que conformarse. Que Tú brillas. Que tal como vienes te tienes que ir: limpio.

Animo a cualquiera…  a cualquiera ahí fuera que alguna vez haya tenido una idea, un pensamiento sobre algo que le gustase realizar pero sabe que le va a pedir el mejor de sus esfuerzos, la mayor parte de su concentración y todo lo que tiene en su interior con la finalidad de llegar allí y hacer que eso ocurra. En tu alma han hecho millones de agujeros, pero nunca dejas que los vean. Sólo pide, y recibirás.

Porque entramos en este juego, basado en un código extraño el cual hace que los humanos no seamos tratados por igual, pero todos somos ganado. Para eso venimos, somos jueces, somos ayudantes.

Y lo que has olvidado…  porque sé que si te arriesgas a la esperanza, que si te atreves a intentar construir las piezas de tu vida encontrarás las cosas que tanto aprecias, las cosas que tuviste tan cerca y que nunca conociste. Si lo haces, ya nunca tendrás necesidad.

Sé valiente, vivirás para siempre.

Si tú también quieres publicar una firma invitada aquí o deseas tratar cualquier otro tema, puedes ponerte en contacto conmigo en la dirección elfilosofoloco@hotmail.es

Este texto forma parte del archivo de la sección “Firmas invitadas”. Puedes acceder a su enlace original aquí.

Anuncios

10 Respuestas a ““Lo que siempre estuvo ahí”, por Frank

  1. Un artículo genial Frank!
    He llegado a un monton de buenas conclusiones en mi vida , a base de estujar el seso y a un montón aun mayor de malas eleciones, todo hay que decirlo, pero nunca me había planteado seriamente esta parte en concreto de tu texto “los logros no se miden por lo que se es capaz de conseguir, sino por lo que se es capaz de renunciar.”
    Nunca habia visto así este matiz de la vida, siempre habia medido los logros por victorias y medallas , hoy he de darte la razón.
    un saludo

  2. Un bello texto, con ideas muy interesantes sobre el sentido de la vida, a la que a veces pedimos más de lo que puede darnos.
    Saludos.
    Como siempre, Filósofo, tu blog me aporta una visión diferente de la realidad.

  3. FILOSOFO GRACIAS POR TU BLOG ME ACLARA MUCHO SOBRE LA VIDA Y ME CAUSA MAS INTERES SOBRE ESTOS TEMAS.
    LA VIDA NOS LLEVA POR SENDEROS EN QUE NOS SENTIMOS PERDIDOS PERO SIGUIENDO NUESTRA CONCIENCIA EL SENDERO SERA DE AUTOSUPERACION,AUTOCONOCIMIENTO Y REVELACION ESPIRITUAL CONCIENCIA DESPIERTA VIDA PARA LA VADA
    SALUDOS

    • Estimado Kristian

      Quiero que sepas que he leído y disfrutado tu comentario con absoluto placer. Sé de lo que hablas, entiendo lo que me quieres decir y me siento muy feliz de que hayas dedicado una porción de tu tiempo a leer lo que aquí hay.

      Muchas gracias y un fuerte abrazo!

  4. Hola,

    Me ha gustado mucho tu blog; lo he encontrado en 20 Minutos,

    Me gustaría proponerte otros textos de filosofía en el enlace siguiente:

    http://josearnedo.blogspot.com/search/label/Filosof%C3%ADa

    Aunque tienes más temas (política, religión)… suerte en el concurso y enhorabuena por tu blog, lo seguiré desde hoy,

    Jose

    ———–
    http://josearnedo.blogspot.com
    ———–

    • José, muchas gracias por tu interés y tu tiempo. Me siento contento de que te guste el blog y de que decidas seguirlo. Por supuesto visitaré el enlace que me has propuesto, ¿qué otra cosa sino iba a hacer? ¿quedarme sin todo lo que me pueda aportar?

      Un abrazo y gracias de nuevo. Mucha suerte a ti también, en el concurso y en la vida.

  5. Excelente web, sabes cada cierto tiempo la visito y leo esta firma me encanta, la persona que lo hizo no se en que nivel estara, me imagino que sus piezas ya las tiene construidas y ahora esta apreciando las cosas.

    Muchas Gracias.

    No la dejas botada. 🙂

  6. Hola!!
    He leido y he visto mis letras, mis pensamientos, como has mencionado encontrarse a uno mismo es perderte en tu propio camino, y en lo que voy de semana parece que encuentro muchas mentes similares a la mia.
    Agradecería que se pudiese en contacto por email, ya que ahora mismo estoy en un autentico limbo, sobre el escalón en el que ando y a la velocidad que voy ( supongo que lo entenderás)
    Muchas gracias de antemano.
    Saludos

  7. Pingback: Cosas viejas, cosas nuevas | El Filósofo Loco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s