El potencial de tu mente

Las capacidades de la mente humana es un tema que cuando lo tratas por primera vez, resulta muy difícil que no te fascine. Descubrir el gran potencial que tiene nuestra mente para ayudarnos a desarrollar capacidades es, simplemente, increíble. Es como ver al conejo de Alicia abrir una puerta misteriosa que descubre el camino a innumerables rutas escondidas e inéditas para nosotros. Unas rutas que, sin embargo, parece que ya estaban allí mucho antes de que las descubriéramos.

El potencial de la mente humana ha sido y sigue siendo uno de los grandes retos para la ciencia. Los infinitos recovecos que puede alcanzar la mente de una persona son difícilmente clasificables para el método científico. Esto hace que estudiar clínicamente todas las capacidades que una persona puede llegar a desarrollar gracias a su mente resulte, aún hoy en día, casi una quimera para algo tan avanzado como la psicología moderna.

Muchas veces he escuchado el discurso de que las personas utilizamos un porcentaje mínimo de todas nuestras capacidades. De todo nuestro potencial mental. Se dice que utilizamos un uno, un cinco, tal vez como mucho un diez por ciento de nuestra capacidad mental.

Cuando escucho esto, una vieja idea ahonda en mí. La primera pregunta que me hice desde el momento en que descubrí este fascinante tema fue: ¿Cuál es la “capacidad total” de la mente de una persona?

Llegar a hacerse una idea de todo lo que un ser humano puede llegar a experimentar a través del potencial de su mente es prácticamente imposible. Si viéramos nuestro cerebro como un disco duro dentro del cual está nuestra mente, resultaría absurdo tratar de ponerle un número de Gigas a la capacidad total de ese disco. No conocemos el cuantio de la mente humana. A medida que más se estudian las capacidades cerebrales y mentales de las personas, más caminos se abren y nuevos horizontes se avistan.

Decir, por tanto, que utilizamos un porcentaje de nuestra mente resulta un tanto ilógico, ya que no se conoce, ni siquiera en aproximación, cual es la totalidad a la que nos ceñimos para sacar ese porcentaje.

Lo que puede tener más sentido es que utilizamos muy pocos de nuestros recursos mentales. Esto es algo notable cuando observamos que mediante el aprendizaje se pueden llegar a conseguir grandes logros a nivel de conocimiento y desarrollo mental. Cuando aprendemos algo nos damos cuenta de que podíamos aprenderlo, y nos preguntamos cuántas cosas más podríamos aprender. Cuántas capacidades más podríamos desarrollar.

Aunque resulta lógico pensar que utilizamos una mínima cantidad de todo lo que la mente nos puede brindar, también existe la posibilidad de que, además de poco, estemos utilizando mal nuestras capacidades. De que las estemos utilizando de forma negativa. Para destruir en lugar de para construir.

Si el potencial de la mente es tan fascinante y misterioso, es en cierta medida porque existe una enorme parte oculta dentro de la propia mente a la que llamamos subconsciente.

En el subconsciente existen multitud de recuerdos, de sensaciones y de reglas que permanecen ocultas o parcialmente ocultas bajo el umbral de la consciencia, y que pueden aflorar de acuerdo a sus propias normas, no a las que nosotros les impongamos. Es decir, el subconsciente es como una parte de nosotros que va por libre.

Y debajo de esa parte de nosotros que va por libre, hay multitud de información. Todo un mundo aparte. Como cuando mueves una gran piedra en medio del campo y debajo de ella hay todo tipo de bichos viviendo en su propio microclima, alimentándose y reproduciéndose en un lugar en el que pensábamos que no había nada.

Cuando hablo de que puede que utilicemos mal nuestras capacidades mentales, hablo de dejar que domine el subconsciente por encima de la consciencia. De utilizar gran parte de nuestra energía en fobias, en temores, en malos recuerdos. De utilizar nuestras capacidades de forma negativa para nuestros intereses. De dejar que el subconsciente haga y deshaga a su antojo, haciendo de nuestra vida algo que no nos termina de gustar. Controlando por completo el ámbito psicosomático. Hablo de una mala comunicación entre nuestra parte consciente y todo ese mundo aparte que supone el subconsciente.

En ocasiones, utilizamos una enorme parte de nuestros recursos mentales y de nuestro tiempo en divagar, en temer, en generar hipótesis, en pensar sobre lo que otros piensan y en hacernos pajas mentales. Después, podemos llegar a la conclusión de que hemos usado muy pocas de nuestras capacidades y de nuestros recursos. Pero puede sorprendernos la idea de que lo que hemos hecho no ha sido tanto utilizar poco nuestra mente, sino utilizarla de forma torpe y negativa.

Si te paras a pensarlo, la diferencia entre las acciones que te benefician y las que te perjudican puede no consistir en la cantidad de recursos empleada en realizar esos actos y sí en la dirección y el sentido que has dado a esos recursos.

Como dijo alguien una vez: “La potencia sin control no sirve de nada.”

Si hay cosas en tu vida que no te gustan y que quisieras cambiar, el hecho de que no las hayas cambiado puede no deberse a que no le has dedicado tiempo o esfuerzo, sino a que el tiempo y el esfuerzo que has invertido no te ha servido para nada. Ha sido una energía empleada de forma destructiva.

A lo largo de tu existencia has utilizado, sin saberlo y seguramente sin quererlo, mucha parte de tu potencial mental, mucha parte de tu energía, mucha parte de tus recursos… en ponerte trabas a ti mismo.

En el momento en que logres identificar esa energía mal empleada, podrás actuar sobre ella y modificar su sentido para que deje de perjudicarte y te empiece a beneficiar.

En el momento en que logres hacer que el potencial de tu mente juegue a tu favor y no en tu contra, podrás sacar de forma consciente esos pensamientos negativos que hasta entonces existían en tu subconsciente. Podrás empezar a usar el poder de tu mente de forma constructiva.

A partir de entonces, la expresión disfrutar de la vida puede que adquiera un nuevo y bello significado.

Sólo hace falta que creas en tu propio potencial. En el potencial de tu mente.

Anuncios

11 Respuestas a “El potencial de tu mente

  1. Querido amarillo,

    Da gusto leerte de nuevo. ¡ Da mucha gusto! Otra vez, nos hablas de un tema apasionante y lo tratas de una manera muy profonda y muy accesible. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros, tus lectores, tus seguidores.

    Últimamente, intento informarme y aplicar en mi vida diaria el estado de la plena conciencia ‘mindfulness’ y la verdad es que te permite tener una mente más “limpia”, más clara, más eficaz y disfrutar de las cosas con más facilidad. No es algo espontaneo, pero con esfuerzos, poco a poco es más intuitivo y puede cambiarte la vida.

    Me gusto tu post, que sigas escribiendo,

    un beso,

  2. Excelente articulo, un gran saludo desde Yucatán.

  3. Hola querida amarilla!

    Es un gusto también volver a leerte de nuevo, y me alegra mucho saber que le has sacado jugo al texto. Tú practicas yoga, y el principio de plena consciencia es algo bastante ligado a la cultura oriental, especialmente en la meditación. Seguro que te hace mucho bien, y yo soy feliz por ello.

    Es cierto que a la menta hay que entrenarla. Hay que deshacer todos los prejuicios y las cosas que tenemos dentro y que nos han impedido durante toda la vida tener una consciencia más plena. Tienes razón en que no es algo espontáneo pero se puede trabajar para que sí lo sea con el tiempo.

    Gio, gracias por tus palabras, es todo un gusto. Un saludo desde Valencia, España.

  4. gracias por la informacion, auque igual siempre supe que ahí que vibrar en positivo o tener una conciencia positiva.
    aca te digo una frase que me gusto mucho que la leí por ahí jejeje !Todo lo que somos es el resultado de nuestro pensamientos¡ lo dijo: Buddha 🙂

    • Estimado Joel

      Hoy soy más consciente que nunca de que sí, es cierto, absolutamente todo lo que somos es el producto, en última instancia, de nuestros pensamientos. La vida me lo demuestra y estoy agradecido por ello.

      Muchas gracias por tu tiempo. Recibe un fuerte abrazo!

  5. Kevin Gonzalez Torrado

    LLevo muchísimo tiempo intentanto cojer las riendas de mi mente, y hasta ahora, no había leído nada que se asemejara…. No se explicarme…. Tengo muchos pensamientos negativos, que aunque no quiera ya forman parte de mi vida, experiencias vergonzosas quizá, traumáticas, o no se, tengo un lío mental del que no consigo salir. Me han dicho que acuda a un psicologo, pero creo que un psicologo no pueda darme la ayuda que necesito, si quizá darme un empujon, o tratar de algo en concreto, pero no de lo que ronda en mi mente. Es como si tubiera una barrera la cual no puedo atravesar, me siento un don nadie, en mi trabajo, en mi casa, en la calle… Ahora mismo estoy dandole vueltas a la cabeza, para ver que puedo escribir para que me ayudéis, pero esque no puedo escribirlo, porque ni yo lo entiendo. No soy del todo feliz, por x o por b siempre faya algo. Desde años he ido diciendo “ya se cual es mi problema!! y lo cambio, pero cuando cambio eso me doy cuenta de que ese no era el problema, el problema soy yo, mi mente, mi persona, no me encuentro, estoy encerrado en una habitacion que es mi vida, y no consigo abrir las ventanas y sentir el aire puro, como ya ven, aqui a las 4y27 de la mañana jeje.. Soy un tipo normal, con la autoestima un poco baja, paranoico, inconformista, me da miedo lo que piense el de al lado de mi, e intento saber que es lo que piensa de mi… Siempre intento caer bien a quien sea, aunque para eso tenga que ser falso o decir Si Si a lo que sea, o dar la razon por miedo a que le caiga mal o yo que se, miles de cosas… Como yo habrán más personas, pero no quiero vivir en este estado, quiero ser libre y feliz, y enfrentarme a mi mente y a mi mismo y progresar, ser yo, no un chaval desastre y poco aviado…. Nunca puedo enfadarme, siempre a la vista tengo que estar genial, pero eso solo sucede con la gente de fuera, despues pago todas con mi novia, o con mi familia, encima tengo brotes de agresividad con ellos, no se porque, me gustaria tenerlos con otras personas y no con mi familia que me quiere, con ellos adopto posiciones estupidas e ilogicas que yo mismo se que las adopto, pero no se… No es que me falte valor (que si me falta) pero no seeee… no lo entiendo, ¿porque no soy capaz de decirle lo que pienso a un extraño, por miedo a caerle mal o a su reaccion y a mi familia si? No soy el tipico chico que no dice nada porque tiene miedo y esas cosas, porque la verdad esque se me ve en la cara…. Púf si me dejais sigo aquí dale que te pego, me gustaria que me dieseis algún email o algo de alguien que me pueda ayudar, o al menos orientarme, aunque yo desde aqui sigo pensando que esa persona no existe, y que estoy solo ante el problema sin armas, y no porque no pueda enfrentarme a ello, si no porque no encuentro el camino para llegar y machacarlo, es decir, estoy DESHORIENTADO totalmente. jejeje… Gracias por leerme y disculpen el sermón.!!!!

  6. Hola Kevin

    Lo primero que quiero decirte es que no has de disculparte. Para mí es un gozo que una persona se tome tanto tiempo en tratar de comunicarse conmigo y expresar lo que siente. Yo te lo agradezco.

    Me gustaría poder ayudarte en todo esto que me comentas, pero me temo que no soy la persona más adecuada para darte consejo alguno acerca de esos temas, porque son muy personales. Llo mejor que puedo decirte es que la vida es mucho, muchísimo más sencilla de lo que pensamos. Y a la vez de sencilla, compleja y maravillosa.

    Dicen que no hay que preocuparse de la vida, nadie sale de ella vivo (o al menos eso nos hacen creer).

    Si de verdad te sientes tan angustiado con tus sentimientos, tus pensamientos y tus emociones, te sugiero con la mano en el corazón que te plantees visitar a un profesional que pueda ayudarte a ver las cosas de otro modo. No es algo malo ni de lo que haya que avergonzarse, todos necesitamos en algún momento la ayuda de alguien y es posible que una persona capacitada pueda ayudarte a tomar el control de tus pensamientos, y que así dejen de dominarte ellos a ti. Yo mismo he visitado a un psicólogo en más de una ocasión y siempre he salido de la consulta mejor de lo que he entrado. Así pues, te animo a que lo consideres.

    Recibe un fuerte abrazo y muchas gracias por tu tiempo y tus buenas palabras.

  7. Y cuando no se crea sino que lleva toda la vida contigo!!! Cuando ves tanto que empiezas a ver que estan tan esperada del resto, es normal?
    Mantengo las conexiones porque se las consecuencias y me gusta me mezcla de racionalidad con impulsividad premeditada.
    Sinceramente me gustaria saber si conoces mas gente así.
    Nose como fue darte cuenta de algo que hacías como normal lo haces solo tu, y empezar a analizaron y encontrar esto!!
    Podrias ayudarme con tus respuestas.
    Y siendo sincera y no políticamente correcta, me gustaria por correo.
    Gracias

    • Y lo siento por errores ortográficos y dificil comprensión en mis líneas, pero eatoy con el móvil y las a dias mandar el mensaje son superiores a leer.

  8. El poder de la mente fue el tema de conversación que el otro dia inicio un breve debate con una gran amiga. Buscando información para argumentar mis ideas encontré tu bello texto. Información alternativa que he compartido con mi amiga, dando por hecho que compartir es parte de la filosofia de vida loca que nos caracteriza a algunas personas.Por alternativa me refiero a que de un modo emocional,personal,sencillo y sincero expresas parte de lo que el otro día en el debate las dos defendíamos, pero que a veces la falta de empatia comunicativa hizo que no nos entendieramos. Leerte es gratificante y sanador.un abrazo fuerte desde tierras aragonesas. Y que la locura te acompañe siempre. Gracias.

    • Gracias por tomarte este tiempo para compartir, Natalia.

      No sabes cuanto me alegro de compartir esta loca filosofía de vida con gente como tú.

      Leer comentarios como el tuyo sí que es gratificante y sanador.

      Un abrazo desde tierras Valencianas (al ladito casi)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s