El último moonwalk

Aún no me había dado tiempo a escribir sobre él. Supongo que esperaba el momento adecuado, cuando la inspiración me llegara y pudiera desatar mi imaginación para intentar describirle como artista. Tarea, por cierto, extraordinariamente difícil.

Y, de repente, ese pequeño homenaje de andar por casa ya no puede ser en vida. No voy a hablar de la persona de Michael Jackson porque no lo conocí personalmente, pero sí lo conocí como artista, como el mejor artista de la música que jamás he visto. Su corazón no aguantó ni un moonwalk más.

Hasta hace unos años, yo conocía a Michael Jackson de lo típico que lo conoce todo el mundo, los clichés típicos: el tío que era negro y se volvió blanco, el bailecito, su historia con los niños y, por supuesto, sus megatemazos como Billie Jean o Thriller. Pero yo no había visto la esencia de Michael Jackson, no había visto ninguno de sus conciertos.

La primera vez que tuve la ocasión de ver un concierto suyo fue sin quererlo, pues andaba yo trasnochando en una de esas madrugadas tan deliciosas en las que todo está en silencio y los locos damos libertad al ratón del ordenador y al mando de la tele para ver en qué podemos invertir esas horas,  ya que dormir no nos sale de los cojones.

Eran las dos y pico de la mañana , de repente me da por poner La 2 y me lo veo allí, sin una ventanita que me advierta de que el contenido que estoy a punto de ver se va a instalar en mi memoria para siempre. Sin ningún tipo de preparación psíquica me dispongo a ver unas performances realmente impresionantes, unas coreografías milimetradas y, sobre todo, los mejores y más plásticos movimientos que yo le haya visto nunca a un ser humano. Todo mezclado con una gran voz y con el amor incondicional de la cámara. Una de las mejores experiencias de mi vida.

Aquella noche me sentí realmente feliz de ver lo que había visto, además con esa sensación de agrado extra que te da el hecho de que lo hayas empezado a disfrutar cuando él aún está vivo.

Ya no habrá posibilidad de ver un último moonwalk de Michael Jackson, ha escrito la última página del best-seller en el que se acabó convirtiendo su vida.

Me niego a que sea un día triste, voy a volver a ver sus vídeos y a maravillarme de nuevo, aunque ahora con la caja de kleenex al lado, por si acaso.

Anuncios

7 Respuestas a “El último moonwalk

  1. Me quedo con ésta:

  2. La verdad es que nunca me ha entusiasmado, pero reconozco que es uno de los grandes con sus luces y sus sombras. Cuando uno muere parece que las sombras desaparecen, y sólo quedan las luces que que dejó a su paso (unas más brillantes que otras). No obstante, Michael Jackson siempre me produjo la impresión de que, a pesar de sus éxitos profesionales, fracasó una y otra vez en saber quién era.

  3. he de reconocer que nunca he sido seguidora de Michael, pero es cierto que es uno de los grandes pese a que últimamente iba encogiendo por no haber sabido crecer…

  4. Pienso igual, hay cosas que me encantaron y otras que pasaron para mi desapercibidas, pero pienso que siempre fue grande, uno de los grandes..
    recuerdo cuado vi por primera vez thriller…
    Me encantó, y a la vez me horrorizó… que miedo de zombiez, y en ese entonces todo aquello era increible.. creo ke aún lo veo hoy y me es increible.

    Me encanta el homenaje…

  5. Michael Jackson son de esos personajes que han estado presentes durante toda mi vida, y ahora, cuando recibí la noticia que su vida desapareció de este mundo, me sobrecogió mucho.

    Excéntrico como él solo, llegó a ser odiado y amado a partes y iguales, y de los pecados que se le imputan, falsos o no, no le hacen ni mejor ni peor persona.

    De hecho, me sobrecogió la noticia porque lo consideraba un gran cantante, con muchísimos éxitos a sus espaldas, sin cuestiones sobre su vida personal, porque, al fin y al cabo, nunca lo llegué a conocer en persona. Así que todo son especulaciones, supongo.

    Billie Jean se quedó sin padre. Billie Jean es ahora parte de nosotros.

    Saludos!

  6. En realidad, no se le imputan pecados sino delitos. Los pecados los resuelve cada uno con su conciencia. De los delitos se encarga la justicia. No está muy claro en el caso de Jackson. Retirar las denuncias previo pago no parece muy honesto. O se carece de escrúpulos o las denuncias eran falsas, en cuyo caso, también se carece de escrúpulos. Si todo de lo que se le ha acusado es cierto, habría que imputar también a los padres de los niños que fueron consentidores y colaboradores necesarios. Me parece mucho más terrible la actuación de padres que “prestan” sus hijos a un pederasta. Pero ya digo que en el caso de Michael Jackson no hay nada muy claro, excepto las ganas de sacar dinero, ¡y vaya si lo hicieron!
    Un saludo.

  7. Gracias a todos por los comentarios!

    Personalmente, como he dicho, no lo conocí y tampoco ninguno de nosotros sabe la auténtica realidad de todo lo que pasó, aunque lo que se le imputaban eran delitos, y muy graves por cierto. Pero es un tema que prefiero evitar.

    A mí, como a muchos, me encantaba su música, sus videoclips eran auténticas obras de arte, y sus conciertos sencillamente, experiencias únicas.

    Este final le catapultará al estado de leyenda de la música, pero en mi punto de vista no le hace demasiado honor a su carrera. Eso sí, quedarán para la historia los 45 conciertos que ya había vendido, y por lo que todos se quedarán con las ganas de su último moonwalk.

    Quedémonos con lo bueno, porque de lo malo Michael Jackson ya no puede responder, aunque debió de hacerse justicia en su momento, y tengo serias dudas de que se hiciera.

    Saludos y muchas gracias de nuevo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s