¡Los niños no son tontos!

20070809115832-el-payaso-y-la-nina

Tenemos la mala costumbre de hablar a los niños como si fueran estúpidos. Les hacemos carantoñas, les cantamos canciones sin sentido y hacemos cualquier cosa con tal de que sigan en una nube de ignorancia, con la excusa de que deben crecer felices y sin traumas. Si la educación es deficiente desde una etapa muy temprana, los casos de niños consentidos y maleducados se multiplican. Y luego tiene que venir Supernanny a salvarnos el culo.

No hace mucho me encontré en una estación de metro al lado de un señor que viajaba con su hijo. El tipo mantenía una maravillosa conversación de igual a igual con su pequeño, hablándole claro, como si fuera una persona adulta. Aquella conversación me llamó mucho la atención, y nuestras miradas acabaron cruzándose. El contacto duró lo suficiente como para que surgiera el primer comentario, romper el hielo y presentarnos. Acabamos hablando los tres en un banquito de la estación.

Aquel hombre me contó su historia. Él es argentino y por la maldita economía tuvo que venirse con su hijo para España. Tenía la suerte de poder dedicarse a lo que más le gustaba en la vida, una de las más bonitas y despreciadas profesiones a las que uno pueda dedicarse. Era payaso.

Le comenté que era admirable la forma en la que conversaba con su hijo, que no era fácil encontrar alguien que le hablara con tanta naturalidad a un niño que no tendría más de 6 años. Cuando le dije esto, lo primero que hizo el hombre fue mirar a su hijo y decirle “¿Oíste que lindo fue lo que dijo el chico?”. El pequeño me miró y asintió con una sonrisa satisfecha, como si pensara “Gracias por darte cuenta tú también de que los niños no somos tontos”. Recordé entonces cuando yo tenía 6 años y me daba cuenta de casi todo lo que acontecía a mi alrededor, inclusive de los intentos de los mayores para ocultarte la mayor parte de las cosas. Y recordé también que al enterarme años después de todo eso que se nos suele ocultar a los niños, me sentí frustrado, casi diría insultado. Soy niño, pero no soy estúpido. ¿Cuántos de nosotros habremos pensado eso alguna vez?

Aquel maravilloso payaso, con el traje de padrazo puesto, me dijo que a los niños, para que desarrollen su personalidad y crezcan felices, hay que tratarlos y hablarles como personas. Como personas en aprendizaje, pero como personas. No como boludos. Aquella conversación a tres bandas me dio mucho en qué pensar.

Estaba a punto de llegar mi tren, así que tocaba ir recogiendo los enseres, ignorados en el suelo por lo abstraído que me tenía aquella conversación.  La situación, con esa entrañable e interesante charla entre los tres, me había conmovido de una forma atípica. Intenté aguantarme las lágrimas hasta que nos despidiéramos, pero no lo conseguí. El chico vio como me caía la primera lágrima, y sonrió cómplice de mis sentimientos. Fueron lágrimas dulces, tan dulces como las que me caen escribiendo esta entrada y recordando aquellos momentos.

No me cabe la menor duda de que aquel niño, como su padre, acabará siendo una gran persona. Ojalá prodigue el ejemplo.

Y si aún sois de la opinión de que los niños son tontos, podéis flipar con esta acojonante charla (se desconoce en qué idioma) que le pega una niña a sus padres. Una niña con mejor oratoria que la mayoría de adultos.

Serán tonterías mías, pero hay momentos del vídeo (cuando el padre se ríe abiertamente) en que me da la sensación de que a la niña no le sienta demasiado bien que se partan la caja de ella. Y no tendrá más de 2 años…

9 Respuestas a “¡Los niños no son tontos!

  1. No le sienta nada bien… cuando se están riendo los mira como diciendo “¿De qué coño os estáis riendo, si lo que digo es super importante?”

    Y eso de que no hay que tratar a los niños como a tonticos… tienes toda la razón del mundo, si vieras lo que saben los niños… y como los tratan la mayoría de profesores… Después salen como salen.

  2. No creo que tenga ni siquiera un año. Entiendo la risa del padre (en parte es de orgullo) porque es realmente sorprendente que una niña tan pequeña suelte semejante discurso. Tienes razón en que solemos tratar a los niños como a mascotas más que como a personas. Decimos: “el niño llama pipi al pajarito”. Claro, le llama como tú le has enseñado.
    Gracias por darte una vuelta por mi blog.
    Un saludo, filósofo (y a los demás)

    • Hola Alicia, la verdad es que soy muy malo para las edades, jeje

      Lo de “partirse la caja de la niña” es en sentido cariñoso, todos nos hemos “partido la caja” alguna vez por cosas que hacen los niños, a mí no dejan de sorprenderme.

      Me gustó mucho esa estampa del niño con su padre, creo que esa es la manera de educar a un ser humano, haciendo que desde pequeño sepa comprender poco a poco el mundo en el que vive, con naturalidad.

      Pasarse por tu blog es una delicia, tenéis un trabajo de documentación bestial, en serio, para los que no sabemos mucho de cine está genial.

      Gracias en todo caso a tí por entrar aquí, ya que lo vuestro es un blog bastante conocido y currado, y esto es algo “de andar por casa”.

      Es el sueño de todo aquel a quien le gusta escribir. Que alguien inteligente le lea desde el principio y que además de interesantes puntos de vista. Es un halago, de verdad, gracias.

      Hasta pronto!

  3. Pues también me he llegado a dar cuenta de eso.
    Tengo una sobrina de menos de dos años y todos me reclaman de porque no le hablo “bonito” o dicen: “así no se le habla a una bebe”, por el simple hecho de que le hablo tal y como si le hablara a una persona mayor.

    Y lo que yo creo es que los niños se han de hartar de que les hablen de una manera en que los hacen ver como tontos o incapaces de razonar una verdadera charla.

    Buen post.
    Saludos.

  4. Hola, gracias por tu visita!

    Ha sido grato pasar por aquí. Desde ahora, cuando hable con niños pequeños, trataré de no poner una voz estúpida y aguda para hacerme entender..ji ji ji!!!

    Pasaré por aquí más a menudo!

    Saludos desde Irlhadia!

  5. Gracias por vuestros comentarios a todos.

    Viruzbader, enhorabuena por comprender que los niños se enteran de casi todo desde muy pequeños, cuando tu sobrina tenga unos años más seguro que dará gusto escucharla.

    Beeril, es un auténtico honor que te adentres por este blog, te he leido varias entradas y escribes que da gusto, tío. Espero que te agrade lo que te encuentres por aquí, aunque no son más que las reflexiones de un loco filósofo que lleva poco tiempo con esto de los blogs. Darse un garbeo por Irlhadia es siempre un tiempo muy bien invertido.

    Saludos a todos!

  6. Lorenzo González

    Sería mucho más simple poder madurar si nuestros padres nos tratasen como personas. Yo aún con 16 años cuando le digo a mi madre algo como: La filosofía significa “amor a la sabiduría” se me pone en plan: Oooooohh, que bonito. Un niño es como una esponja, todos hemos oído algo similar, pero no nos damos cuenta de que si los tratamos como subnormales se quedaran subnormales. Y ya si nos alejamos de como se les trata y nos centramos en qué les enseñan… Es algo mucho mas difícil de asimilar. Nos hacen ver lógicamente la sociedada en la que vivimos, donde sólamente existe la ley del mas rico. Paradógicamente, nos “enseñan” (no con tanta fuerza como lo anterior) valores como el amor, amistad, perseverancia y cosas asi. Esto crea una hipocresía brutal, ya que, si dos personas son amigas(seriamente) no les importara dejar todo su dinero o que la novia elija donde pasar las vacaciones. Resumiendo, lo que quiero decir es que debemos rebelarnos, para que no nos engañen: o una cosa o la otra, o somos buenas personas o vamos a por la pasta, pero que no nos crien con normas morales hipocritas.

    Claro que, que nos enseñen con esa hipocresia puede significar que nos podamos dar cuenta del engaño, pero es triste ver como gente con mucha pasta diciendo tener modales la gasta en comprar buenos autos…

  7. Verónica Santos

    Las investigaciones demuestran que este tipo de habla, conocida en inglés como “child directed speech” o “babytalk”,es beneficiosa, tanto para la transmisión de emociones como para la mejora en la adquisición y comprensión del lenguaje. No piensen que hablan a los niños como tontos, es algo natural casi innato a las culturas y solo tiene resultados óptimos en el desarrollo social e intelectual del niño.
    Para cualquier duda consulten, por ejemplo, “motherese in interaction: at the cross-road of Emotion and cognition? (A systematic review). Saint – Georges et al. (2013).
    Cordialmente,

    Verónica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s